viernes, 25 de septiembre de 2015

EDWARD WHYMPER,EL PIONERO DEL CERVINO

Edward Whymper joven

Edward Whymper nació en Londres el 27 de Abril de 1840.
Era hijo de Josiah Wymper,este a su vez hijo de un cervecero.
Fue en sus años mozos aprendiz de cantero,pero dirigió sus pasos hacia el dibujo y la pintura.Grabó trabajos en madera y era un notable acuarelista.
Nació el 24 de Abril de 1813 en Ipswich y murió el 7 de Abril de 1903 en la ancianidad con 90 años.
Tuvo once hijos,nueve varones y dos hembras.
Se casó dos veces primero con Elizabeth Whitworth que le dio once hijos y algunos años después con Emily Hepburn.

Edward heredó la destreza manual de su padre,tallaba y madera y dibujaba con gran pericia.
En el año 1860 una editorial inglesa llamada Longman le contrata para realizar unos dibujos para ilustrar un libro en los Picos Alpinos.
Su aspecto físico era alto,musculado,rostro endurecido por el carácter y el sol,ojos azules,pelo rubio luego encanecido.

Llega a Zermatt y se queda prendado del Cervino,había ascendido al Pelvoux con 3.901 metros en los Alpes franceses el año 1861,Barre des Ecrins en 1864 de 4.102 metros,L ´Aiguille D´Argentiere en 1864 de 3901 metros,Aiguille Verte que lleva el nombre de corredor de Whymper por ser el primero en escalarlo de 4.122 metros y el Grand Cornier de 3.962 en 1865 junto con la cresta del Dent D´Herens que tenía 4.171 metros, en ese mismo año.
En Groelandia se adentró 12 km en el interior los años 1867 y 1872.
Entre 1879 y 1880 exploró los Andes y Ecuador,el Chimborazo,Cotopaxi y Antisana. 
Los años comprendidos de 1901 a 1905 hizo viajes de exploración a Canadá y las Montañas Rocosas.

El 25 de Abril de 1906 con casi sesenta años se casa con Edith Marie Lewin,de solo veinte de edad.
Tuvieron una hija que heredó las dotes del padre,actualizaba las guías alpinas para los nuevos montañeros que visitaban la zona.

*Era un hombre solitario que estaba mas a gusto,entre los picos inhóspitos de los Alpes que en compañía de otros y la tragedia del Matterhorn solo exacerbó su tendencia a la introspección*

Whymper hace una cuestión de amor propio y de gloria para alcanzar antes que otro la augusta cima,colocada en el mismo corazón de los Alpes.
Hace siete tentativas infructuosas y tenía 25 años, era el mas apasionado de los montañeros con una atracción obsesiva por el Cervino.
Freschfield y Whymper eran las dos figuras del alpinismo inglés en aquellos años.
Los suizo y los italianos van lo mismo.Pero estos se organizan y Carrel lleva ventaja.
Dos figuras de la montaña Jean Antoine Carrel un italiano nacido al pie de la montaña y Guido Rey un poeta con devoción romántica por el Cervino.
Y un científico convertido en alpinista llamado John Tyndall.
El inglés enterado de esta tentativa,encuentra en Zermatt al célebre guía de Chamonix Michel Croz,cuyo pie no había conocido resbalón,ni un mal paso.
Se juntan dos ingleses Hadow y Hudson,lord Douglas también quiere la gloria para sí.Los Taugwalder padre e hijo estan dispuestos a este desafío supremo.


Este es el relato de la ascensión del Cervino que hace Joachin Bonlieu,el 13 de Febrero de 1965 en la revista Blanco y Negro de ABC.



el grupo expedicionario al completo

*SIETE HOMBRES A LA VENTURA
A las cinco y media de la mañana del día 13 de Julio de 1865,el grupo de alpinistas se hallaba listo para partir con todo el equipo delante del hotel Monte Rosa en Zermatt(Suiza).
El grupo lo forman siete hombres,el británico Edward Whymper que el jefe de la expidicción,integrada además por tres compatriotas:Hudson,Hadow y Douglas,un guía francés Croz y dos guías suizos de Zermatt Peter Taugwalder padre e hijo.
Alejandro Seiler el hotelero se despidió de todos y de cada uno en particular.Lo consideraba tan importante el momento que no dejó en paz a su mujer hasta que no salió a despedirles y participó en un brindis.
Dos horas despues se detuvo el grupo de montañeros ante la capilla de Schwarzsee,novecientos metros mas arriba bajo de ellos estaba el denso bosque del Barranco de Z´mutt y cada cual iba enfrascado en sus propios pensamientos.



La partida de Zermatt

Croz iba por delante,se dirijía hacia unas rocas horizontales que unían la cresta con el flanco oriental.
Había veces que había que levantar las rodillas,casi hasta la altura de las narices para colocar el pie en la siguiente grieta que estuviera firme para apoyarse en ella.
Aunque la cuerda nos enlazaba,a todos nos unía un sentimiento de comunidad,el de atrás cogía los asideros del otro.
Poco antes del mediodía llegaron a una importente torre que les forzó a dar un rodeo,por el flanco norte que era tremendamente vertical.Pero tenía arriba una meseta casi horizontal. 
Whymper dispuso hacer un alto,quería el primer día iniciar solo la ascensión para llegar a la cima al día siguiente temprano.
Los escaladores se detuvieron en lo que llaman "los hombros",es decir las partes salientes de la pirámide cuadrangular,allí establecieron  su campamento para pasar la noche.
La cresta del noroeste subía en un ángulo entre 60 y 80 grados,abandonaron el costado oriental del monte y la cresta del noroeste para intentar el avance por la pendiente norte de la pirámide superior.
Lo hicieron a la mañana siguiente,cuando reanudaron la escalada.
Tras media hora de esfuerzos apareció la cresta superior del noroeste,surgió con todo su esplendor.Eran unos peldaños de la pirámide un poco desgastados por el tiempo y la intemperie.
Whymper aceleró la marcha de tal forma que los demás apenas podían seguirlo.
Soltaron la cuerda Whymper y Michel A. Croz,que se lanzaron por delante.Era una carrera a porfía y a gatas,sobre la roca el mejor era Croz y sobre la nieve Whymper.
Los dos llegaron al mismo tiempo y se estrecharon las manos,Whymper miró la hora 1 hora y 40 minutos.Buscaron huellas humanas en la cima por si los italianos habían llegado antes pero no había rastro.
Whymper se tiró al suelo,todo lo largo que era y se inclinó sobre el borde de la pared sur tanto como lo permitía el equilibrio.
Gritó a Croz,¡Ahí están! ¡Ahí están! ¡Pronto venga!
Se inclino Croz y preguntó ¿Donde? ¡Allí sobre el hombro!
Croz escupió despectivo,bastante lejos,todavía les queda lo peor.
Whymper no se podía contener y saltó iniciando una danza guerrera,Croz le miró y soltó una estrepitosa carcajada.
Tenemos que llamarles tan fuerte que nos oigan. ¡Tienen que vernos!.Empezaron a gritar dando alaridos,cada vez mas fuertes y rabiosos.
Los gritos transportados por el viento llegaron a Carrel y sus acompañantes,vieron los pantalones claros de Whymper que tan bien conocían.
Carrel se tapó la cara con las manos y quedó inmóvil cerca de media hora.

Una hora entera descansaron en la cima,no se veía al grupo de Carrel y Whymper dejó que se calmasen sus latidos,comenzando con sus meditaciones.
Douglas y Croz se aprovecharon de la ocupación de Whymper para plantar una banderita en el pico mas alto.
Whymper despreciaba estas puerilidades,con mucho disimulo Croz pudo robar de la tienda plegable de Taugwalder hijo,uno de los palos largos.
Tenemos el mástil ¿Pero que bandera ponemos? dijo Douglas.

El sol brillaba sin nubes sobre ellos,no soplaba casi nada de viento y de las rocas subía un calor trémulo.
La nieve se evaporaba en los sitios que formaba una capa fina y no dejaba señal de humedad.
Cuando se mezclaba con el calor irradiaba entre las piedras un vaho de fusión y como un ácido las ventanas nasales empezaban a picar y un estornudo liberado lo rechazaba otra vez hacia fuera.
Foto del The Guardian,del Cervino
Croz tiró la chaqueta y se quitó la camisa azul oscuro.
¡Esta será nuestra bandera! ¡No la necesito!.
Luego echará usted de menos la camisa le dijo Whymper en tono mordaz y siguió en sus cavilaciones.
Lord Douglas se colocó junto a la bandera,la enrolló y exclamó:¡Edward Whymper,el vencedor del Cervino! ¡Hurra! y dejó ondear libremente la bandera azul.

Tras una pausa Douglas volvió hablar:Oiga Whymper ¿Que haría usted si ahora nos cubriera una nube?
Exactamente lo mismo,respondió el aludido no he escalado nunca una cumbre para ver el panorama.
Taugwalder padre advirtió que se debía levantar el campamento,Whymper les dijo a los demás que se fueran por delante que el los alcanzaría.
Croz iba de nuevo en cabeza,Taugwalder había alcanzado a Hadow al subir,quizás quería ir protegido por Croz.

La expedición llevaba una cuerda de cáñamo de Manila(abaca de Manila) de sesenta metros de larga.
El tercero en la cuerda era el reverendo Hudson,tras él Lord Douglas,este quería haberse quedado con Whymper pero Hudson se opuso.Unidos los dos por una cuerda siguieron al grupo.Para juntarse el grupo en el paso dificultoso de la pared norte.



Zermatt,las pistas de esquí y el Cervino.


TRAGEDIA EN LA MONTAÑA HELADA
Whymper dispuso que en la meseta helada avanzase por delante solo un hombre,los demás avanzaban a pie firme.
Empezó Croz,recorrió los cinco primeros metros,le seguía Hadow pero falló.
Croz clavó su pico en la nieve,retrocedió con las manos libres y le colocó a Hadow los pies en los sitios que se podían sujetar un poco.
Era solo un reborde de piedra del espesor de un dedo pulgar o poco mas.Hudson ayudaba a sujetar a Hadow.
Justamente cuando Croz había desviado la mirada de Hadow por breves momentos y volvió la espalda.
Hadow vaciló y resbaló,cayó como caen los niños al patinar sobre el hielo de espaldas.
Estiró las piernas en el aire sin pode sujetar,sus botas de montaña dieron con fuerza contra los riñones de Croz que estaba inclinado hacia delante.
Croz perdió el equilibrio y cayó de cabeza dando un alarido estridente.Trató de agarrarse en la pendiente con las manos desnudas,primero del pico del alpinista y luego algún punto resistente que se ofrecía.
Hudson saltó hacia atrás para volver a la peña resbaladiza en la superficie helada,pero cuando estaba a punto de conseguirlo le alcanzó el tirón de la cuerda con la que se deslizaban Croz y Hadow hacia el abismo.
También Hudson fue derribado,Lord Douglas vio lo que pasaba pero no se le ocurrió nada para salvarles.
El peso de los tres hombres le alcanzó a él sin que ofreciera resistencia,estaba paralizado por el miedo.
Whymper se percató de todo y gritó¡Tirad de la cuerda!
Él y Taugwalder clavaron sus pioles en las grietas rocosas mas cercanas y se apretaron contra la montaña con todas sus fuerzas.

Dibujo de la época Gustavo Doré
Durante una fracción de segundos hubo esperanza,si se conseguía detener el deslizamiento,Croz y Hudson con su experiencia alpina lo podían evitar.Ninguno se balanceaba sobre el precipicio y la pendiente de la ladera no era muy inclinada.
Pero la cuerda tirante que unía a Douglas conTaugwalder,era de cáñamo ordinario y vieja y se rompió.
Lo que hizo multiplicar con rapidez el deslizamiento,uno detrás de otro.Los cuatro llegaron al borde de la pared o cortado a pico,bajo la cual brillaba el sudario del glaciar Cervino.
Uno tras otro fueron cayendo por el borde del precipicio,unos segundos después cayeron algunas piedras pequeñas.
Abajo resonó el eco del alud y luego la montaña quedó sumida en un silencio de muerte.
Los tres supervivientes quedaron inmóviles en sus posiciones.
Tras una hora de convulso silencio,Taugwalder hijo alzó la cabeza y con los ojos cerrados,exclamó asustado como un niño perdido ¿Estas ahí padre?
Coja usted la parte rota de la cuerda,Taugwalder que la necesitamos abajo.¡En marcha,si no les dejo aquí plantados a todos y me voy solo,mandó Whymper.
Con las manos temblorosas Taugwalder le alargó el fragmento de la cuerda.
Vio el extremo de la cuerda débil y gastado.
Taugwalder sollozó,¡No puedo seguir,señor!
¡Quiero perecer aquí!
Deje usted por lo menos a su hijo fuera de peligro,si a usted ninguna otra cosa lo retiene.
Whymper se puso a la cabeza,le abandonaban las fuerzas Taugwalder hijo vaciló y empezó a caer,pero esta vez resistió la cuerda.
Con medidas de precaución que se repitieron varias veces en los lugares de peligro,se salvó la vida a los otros dos.

Pasadas tres horas interminables llegaron al campamento en la altura del gran campo de nieve junto a la ladera oriental.
Así quedaron todos fuera de peligro,Whymper se acurrucó con el pico sobre las rodillas y el sombrero muy echado sobre la cara,sordo para los intentos de Taugwalder de reanudar una conversión.
Ambos tenían que hacer algo,la tensión era abrumadora y el corazón latía muy fuerte,en el borde superior del acantilado que baja al glaciar del Cervino y gritaron haciendo bocina con las manos los nombres ¡Lord Douglas! ¡Amigo Lord Douglas! Croz,Hadow,Reverendo Hudson.
El cadáver de Douglas,jamás fue encontrado.
Jean Antoine Carrel




UNA SEÑAL DE GRAN MISTERIO
Los dos Taugwalder cayeron de repente de rodillas,señalaron hacia la cresta del Liskamm del macizo del Cervino con 4.527 metros y empezaron a rezar.
Whymper despertó asustado de su mudo ensimismamiento y desesperación.
Allí arriba en el Liskamm se dibujaba un arco iris circular sobre el fondo del crepúsculo.
Atravesando el borde superior del arco,caía verticalmente un rayo o una columna recta  y brillante formando una especie de cruz.
Whymper trató de encontrar interpretaciones puramente ópticas y descartó algo sobrenatural.
Por el otro lado de la montaña,el Valtournenche del Valle de Aosta en Italia.
Carrel y sus compañeros vieron el mismo fenómeno sobre Liskamm y descendieron apresuradamente.
Whymper dijo:Pronto ya no subirá nadie con nosotros al Cervino y emprendió la marcha.
A los dos guías les costó trabajo seguirle.
¿Es que quiere usted también arrastrarnos hacia abajo como a los otros le dijeron?.

A las nueve de la noche Whymper no pudo seguir su camino,no se veía mas allá de sus narices.Se acurrucaron en un pequeño hueco resguardado del viento.
Apretados unos contra otros,así pasaron toda la noche a Whymper le estremecía el calor corporal de los otros pero lo necesitaba para no helarse el mismo.
Cuando empezó hacerse de día se puso en pie de un salto,muy temprano llegó Whymper con los dos Taugwalder a Zermatt.
Sin ningún saludo se separaron al llegar a las primeras casas del pueblo.No estaba cerrada la puerta del Monte Rosa,en el vestíbulo del hotel Whymper tropezó con Alejandro Seiler que había velado y esperado toda la noche.
Desde Zermatt habían seguido la ascensión durante horas.Se porfiaba sobre la situación del grupo y habían confundido con frecuencia con hombres algunas piedras que habían caído.
 Pero al mediodía ya no cabía la menor duda de que en lo alto del Cervino,se veían hombres claramente sobre el fondo del cielo.
Un pinche de cocina había visto como caía un alud desde la cumbre al glaciar del Cervino y fue a decírselo pero el señor Alejandro Seiler,este no le creyó.
Seiler fue pionero de la industria hotelera moderna en Zermatt,en el año 1884 abrió un hotel con 150 camas.
Taugwalder padre e hijo
EN BUSCA DE SUPERVIVIENTES
Hacia el anochecer despertó Whymper y levantó las ventanas de su cuarto.
Algún rumor o palabra le despertó asustado de su letargo.El despertar era doloroso y difícil como el nacer.
En el umbral del hotel estaban los de Zermatt y los forasteros formando pequeños grupos.Palabras sueltas y excitadas,las noticias rebasaban su capacidad de comprensión.
No solo había ocurrido lo que tenía grabado en la memoria que habían perdido a Douglas,Hadow,Hudson y a Croz.
¿Oyó algo mas? Tres cuerpos yacían sin vida en lo alto del glaciar,pero el cuarto Douglas no estaba allí.
¿Es que vivía aún? ¿Estaría herido allí arriba? en alguna parte del monte.
¿Esperando el socorro que no llegaba?
A Whymper los chicos y los grandes le miraban con respeto y reverencia como a un dios desconocido.
Apareció de repente a medio vestir y les pidió que partieran con él al Cervino.
Le respondieron que pronto iba a oscurecer y Whymper les replicó que había antorchas.
Mañana a primera hora.
Mañana es domingo,tenemos que ir a misa.
El hotelero Alejandro Seiler intervino cerca del párroco,pero este negó el permiso a los lugareños para partir antes de la misa.
Entonces iré solo,se acercó un hombre a Whymper y le dijo quedamente:Yo también soy cura y le acompaño.
A las dos de la madrugada partieron con las antorchas,siguiendo el mismo camino al lago Negro(Schwarzsse),luego al Hörnli al pie mismo de la pirámide del Cervino desde donde se observaba el monte.

No siguieron la cresta oriental de la escalera de Whymper,sino que bajaron volviéndose hacia la derecha al glaciar del Cervino,no al otro lado de la morena.
Había una especie de escalones que descendían hacia el glaciar y a las nueve y media habían llegado al punto mas alto del este.
Whymper subió a la cresta superior del monte y llegó al campo de la muerte.

TRES CUERPOS EN LA NIEVE
Tres montículos se alzaban sobre la nieve,se podía pensar que eran piedras caídas de la ladera.
Un sombrero redondo,botas,trozos de tejido.
El sacerdote conservó la serenidad.
Whymper el hombre de los movimientos acompasados,seguros,esta vez rasgó la funda de su anteojo.
Una rápida ojeada a los tres montículos formados por los muertos y luego una insegura búsqueda sobre la sábana de nieve y por los acantilados de la pared del monte.

El sacerdote no comprende la actitud de Whymper,que se precipitaba cada vez mas,palidecía y al que tuvo que sostener.
¡Lord Douglas,Lord Douglas! no está aquí.
Whymper siguió al cura,encontraron primero a Croz y tras él muy cerca a Hadow y un poco mas allá a Hudson,pero ni rastro de Francis Douglas.Al intentar levantar un de los muertos vio que tenían muchos huesos rotos y que la piel sola no podía sostener los cuerpos reventados.
Decidieron enterrar allí mismo los cadáveres,las palabras pronunció el reverendo M´Cormick se basaron en la sentencia bíblica "Si padre cúmplase tu voluntad".
Una vez que M´Cornick hubo terminado cayeron de arriba aludes de piedras y se oyeron también voces humanas pero oscilantes en el eco y confundidas en el oído con el primer ruido.

Cuando miraron hacia arriba vieron en lo alto la bandera tricolor italiana en lo alto de un mástil.
Carrel acababa de llegar a la cima con Bich y vio abajo al pequeño grupo de hombres en el glaciar,sin saber,ni siquiera sospechar,de que se trataba.
Whymper había seguido con impaciencia las acciones religiosas del cura.
La piedad,el rezo,única actitud en aquel improvisado cementerio el más elevado de la tierra.¿Donde estaría Douglas?
Las señales que venían de arriba suscitaron alguna esperanza completamente disparatada.Se llevó a la boca a modo de bocina y gritó al cielo ¡Buscad a Francis Douglas!
¡Buscad a Francis Douglas! y otra vez ..............
Pero los de arriba,ni veían,ni oían nada fuera de ellos mismos,de su victoria y su eco.

Whymper estuvo vagando en solitario por el glaciar del Cervino en busca de su amigo Douglas.Siguió la huella que habían trazado los otros al caer y llegó hasta la pared vertical del precipicio.
Allí encontró un par de guantes que él mismo había dado al amigo.Antes de empezar la ascensión pero fuera de todo eso,nada mas.
A la mañana siguiente subió de Vips el juez de instrucción a Zermatt,Joseph Anton Clement hombre experimentado y un poco ceremonioso.
Este juez era de Vips,político,juez y hotelero y también pionero del turismo en Zermatt.
El juez redactó el acta que en el grupo figuraban como conductores-guías Hudson y Whymper y por lo tanto no se podía reprochar a Taugwalder la organización de la excursión "a la ligera"con pocos guías.
La cuerda rota la habían examinado y vieron que era buena.



Whymper en su ancianidad

EL ÚLTIMO DESEO DE WHYMPER
No solo para el paisaje y la comarca sino también para todos los hombres participantes y supervivientes fue decisiva esta expedición de Whymper.
Las líneas del destino convergían,lo que condicionó la dirección de sus vidas.
Taugwalder padre se entraba en algún restaurante o bar,sin que le preguntasen o recayese la conversión sobre la primera ascensión victoriosa al Cervino.
Todos adoptaban posiciones justificadas o no.El taciturno suizo se convirtió en un narrador siempre dispuesto a contar su prodigioso salvamento en la montaña.

Edward Whymper forzado por las circunstancias de la desgraciada ascensión,tuvo que defenderse en las grandes revistas alpinas y en la prensa diaria de los ataques a su persona.Dejó su carrera civil convirtiéndose en un investigador y escritor.

Todos lo años que le fue posible,volvió Whymper a Zermatt,cuando ya tenía el pelo blanco como la nieve.
Pasaba todos los años el Theodul Pass(entre el cantón Suizo y el Valle de Aosta, Italia) erguido,con su rostro tostado y marcado por las arrugas de la fatalidad.Iba siempre lejos de su guía,aveces se quedaba parado durante cinco minutos y levantaba la vista a su montaña y luego reanudaba su camino,con largos y acompasados pasos.

Todos los vecinos de Zermatt le conocían,le saludaban con respeto y timidez,pero nadie se atrevía a decirle nada.
Un turista alemán se le acercó a él con entusiasmo,diciendo ¡cuanto me alegro de verlo aquí!
y él replicó simplemente:Ya me lo figuro.
Todos los años iba al Cervino,con especial predilección recorría las laderas en las que sospechaba estarían los restos de Lord Douglas.Veía el Cervino como la pirámide funeraria de Douglas.
Ya no era su monte,sino el mausoleo de aquel brillante espíritu que había iluminado la soledad de Whymper.
Llevó el resto de su vida la imagen del trágico acontecimiento y lo tenía grabado en sus más mínimos detalles.
Poco antes de morir dijo en sus escritos que nunca había tenido que modificar una sola línea de lo dicho por él,con una cierta altivez.
El deseo de Whymper era que le enterrasen al lado de Lord Douglas,pero nadie pudo encontrar la desconocida tumba de Lord Douglas.*
Lord Francis William Bouverie Douglas,nació en Escocia(Reino Unido) el 8 de Febrero de 1847.

JEAN ANTOINE CARREL
Nació el año 1829 Valtournenche(Italia).
Subió muchas veces al Cervino como guía.
El último día de su vida,acompañaba a un grupo de clientes por el sur del Cervino y se echó una tormenta.
Guió al grupo a lugar seguro y Carrel murió extenuado por el esfuerzo.
Cuentan que se tumbó en la nieve agotado y murió con 61 años,el 26 de Agosto de 1890 en el Cervino.
Su hermana o hija Felicité Carrel subió al Cervino en 1867 y Miss Walker,mujer muy bella por cierto fue la segunda mujer que subió a la emblemática cima el año 1871.
En el cementerio de Zermatt están enterrados los más intrépidos guias de montaña.
Todas la sepulturas se orientadan a la cara del Cervino.
Al pie de los símbolos cristianos crecen las flores benignas y perfumadas.
Todos ellos intentaron dominar la montaña,pero al final fueron vencidos por ella.

En su libro sobre el Cervino de Guido Rey,alpinista,escritor y fotógrafo italiano.
Nos refiere su encuentro con el célebre Whymper.

"Yo descendía del Theodule a medio camino entre el collado y Giomein,veo acercarse a un gallardo anciano alto,de mirada franca,cara fresca,completamente afeitada y su cabeza coronada de cabellos muy blancos.
Subía con lentitud,toda su figura llevaba el sello de una fuerte voluntad.Su cuerpo derecho a pesar de los años,acusaba un conservado vigor,su paso largo y cadencioso habituado a la montaña.
 Al pasar cerca de él,le saludo siguiendo la costumbre de los que se encuentran en el monte.
Me devolvió el saludo y pasó.
Mi guía se paró para cambiar impresiones con el suyo.
Cuando me hubo alcanzado me preguntó:¿Sabe usted quien es este señor?.
Le contesté que no lo sabía,replicó:Whymper y su respuesta tuvo un acento de respeto al pronunciar su nombre.
Al instante sentí una conmoción,cual si me hallara ante una aparición,jamás lo había visto.Solo en retrato y al momento me volví a mirarle.
El también se había detenido y contemplaba el Cervino,que se mostraba maravilloso e impotente.



Aquí reposan los restos de Whymper

ÚLTIMAS PALABRAS DE WHYMPER,CHAMONIX Setiembre de 1911.
Whymper se había sentado cerca de nosotros y nos contaba sin ningún temblor,su mirada era fija.
Llamó al hostelero y le pidió un whisky,bebió y después paso la mano por su frente y nos dijo:
Tengo 62 años y estoy acabado.........os he dado ejemplo y hoy ya soy una ruina.......
Continuó:Mi padre murió a los noventa años, pero yo estoy perdido,ya no volveré a ver mis montañas,estoy herido en el corazón.
Todo esto lo decía lentamente,con largas pausas entre sus palabras.
Luego nos habló de la muerte,de la muerte que teme,después de haberla desafiado tantas veces.......

Nos confesó que detenía a los ancianos,preguntándoles su edad.
¿Conoceís a un hombre de cien años?
Usted los vivirá seguramente le dije yo.
¡Ca! yo estoy agotado y todas las noches,sin faltar una,veo a mis compañeros bajar de espaldas,como el día fatal.......
Se dijo ,insinuó uno de nosotros que fue el guía Taugwalder padre el que había cortado la cuerda.
¡Falso! gritó Whymper,no podía cortar la cuerda,estaba en malas condiciones.¿Porqué fue elegida y por quién?.
Esto es lo que yo no se y es espantoso...............

Se levantó el viejo tembloroso,saludó con nobleza,lenta y penosamente.Se alejó rozando las paredes,avergonzado de su encorvada espalda.
El glorioso vencedor de las cimas vírgenes,entre las puntas magníficamente verdecidas por la luna..........

Edward Whymper murió en Chamonix el 16 de Setiembre de 1911.




En el año 1922 se estrenó la Cruz del Cervino,película interpretada por Jacques Beranger y Marcel Grosnier.
En el año 1928 la Paramount de París estrenó el Drama del Monte Cervino,con Lous Trenker y Marcella Albani.

FIN

Excelsius 22 de Abril de 1932.
Georges Casella,Setiembre 1911.
Hemeroteca Nacional de Madrid

domingo, 20 de septiembre de 2015

EL HOSPITAL CIVIL DE BILBAO




Dibujo de Lorenzo Francisco de Moñiz año 1843
Biblioteca Nacional de Madrid
Semanario Pintoresco Español 19-3-1843
Hay noticias en el siglo XIV de una hospedería de peregrinos en el arrabal de Ibeni y que en el año 1470 se trasladó donde hoy está el hospital.
Este hospital se dedicó hacia 1661 a la curación de enfermos calenturientos y se refundieron los dos,llevándolos a la Plazuela de los Santos Juanes para atender a los enfermos pobres.

En un principio fue un hospicio de peregrinos,en la plazuela de los Santos Juanes.Estaba situado a la entrada del camino de Castilla,desde el año 1470 por una bula del Papa Sixto IV.
Fue dotado económicamente por Catalina de Arbolancha,el hospital quedó pequeño para la creciente población de Bilbao.

Sobre los escombros del antiguo hospital que fue derruido hacia el año de 1770.Se inicia el nuevo Hospital Civil de Bilbao el año 1818.

Uno de los pueblos de España que en pequeña circunferencia reune aquellos edificios,tanto sagrados como profanos,que las necesidades del siglo hacen precisos a un pueblo culto y civilizado,es sin disputa la villa de Bilbao.
Regulares iglesias,suntuoso cementerio,grandioso hospital,bien montada casa de beneficencia,magnífica plaza,serias y sólidas casas consistoriales,gracioso teatro con esbelta fachada,elegante puente colgante,segundo en la nación y otros muchos detalles que viajeros y geógrafos han individualizado y elogiado como se merecen.
Pero el que mas llama la atención por las circunstancias que en él concurren es el Hospital Civil,del que nos proponemos dar una idea,aunque mal disertada en este artículo.

Imposible parece que un edificio en el que se reunen con ostentación la conveniencia y belleza,se hubiese llevado a efecto sin mas medios que la caridad pública.Al benéfico pueblo de Bilbao,a su respetable Junta y a las limosnas de varios filántropos particulares,se debe empresa tan gigantesca,el adjunto dibujo copiado con la posible exactitud del original dará una idea de las fachadas principales del edificio.



fachada principal del Hospital Civil
después Escuela de Artes y Oficios y ahora Instituto Campuzano

En el año 1818 en el día de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza,cuya conmemoración celebra la Junta.
Se dio comienzo a la demolición del antiguo hospital que existió en el mismo sitio,contiguo a la parroquia de los Santos Juanes,cuyo nombre conserva así como la plazuela que está a su frente.
Expresar los pormenores que ocurrieron en aquellos momentos al ver al pueblo acudir en masa a tomar parte en los trabajos,en una empresa seria y difícil.
El empeño que las diferentes hermandades,cofradías y gremios de artes y oficios.
Ayudaban en la saca de escombros y la conducción de tierras y transporte de materiales,que los obreros inteligentes necesitaban para el relleno de tan sólidos cimientos.
Aunque se demolió parte del viejo hospital,se conservaron las piezas necesarias para el servicio público.




Esta espontaneidad tenía que cesar precisamente tan luego como se concluyeran los fundamentos generales de la fábrica,que era adonde se podían emplear con utilidad sus brazos y desde entonces principiaban los apuros de la junta para continuarlo hasta su consecución,venciendo los grandes obstáculos que por todos lados se encontraban.La empresa fue grande los medios escasos,se necesitaban fondos y para conseguirlos se hacía preciso recursos.Se trabajaron pues las tiendas bajas que se ven al costado o fachada del Mediodía y Poniente y los productos que estas principiaron a reportar,sirvieron de garantía al dinero que debía sacarse a interés.
Según la obra se adelantaba a favor de la más constante actividad,iban ingresando limosnas continuando así hasta el año 1828,época en que el edificio está concluido en la parte material.

En todas las obras exteriores más necesarias,abrigado y en disposición de que algunos salones prestaron su debido servicio.
La venida de Fernando VII de vuelta de Cataluña el 18 de Junio de 1828 con su esposa Amalia de Sajonia por estas provincias y por consiguiente a esta villa,terminando las partes que aún faltaban.
Pues su majestad tan luego de haberlo visitado,se dignó a conceder una rifa anual de alhajas y dinero a su beneficio,con cuyo recurso se dio fin el día 12 de Octubre de 1836.

Diario de Avisos de Madrid día 11 de Agosto de 1829,rifa de alhajas y dinero hasta el 15 del corriente.Se despachan en la librería de Hurtado,en la calle Carretas de Madrid a tres reales el billete para el sorteo en la villa de Bilbao el 20 de Setiembre de 1829.
En Mayo de 1830 la rifa para el Santo Hospital,concedido por su majestad le tocó el premio a una huérfana,se le hizo entrega de las alhajas y el dinero.Siguen las rifas dos años después.

En el año 1808 José Añibarro es el cirujano del hospital.
En el año 1823 el cirujano mayor del hospital se llama Juan Antonio de Ugalde.
Del 25 de Agosto de 1834 al 6 de Noviembre del mismo año,epidemia de cólera en Bilbao.
José Gómez de la Torre en el año 1825 es el encargado de la Junta de Caridad del Hospital Civil de Bilbao.
Año 1834 Bartolomé de Zearrote,Miguel de Medina,Gregorio Saenz,Juan de Montes,José Gil Caño figuran como médicos del Hospital.José Gil Caño es el cirujano.Un cirujano cobraba 3.300 reales anuales por esos años.
Rufino de Usaola es nombrado farmaceútico del Hospital.
En un principio el arquitecto era Agustín Humaran,pero el año 1820 su proyecto no se aprobó.
El año 1823 cobró por honorarios y planos la cantidad de 870 reales.
Había estudiado arquitectura en la Real Academia de San Fernando.Agustín Francisco Humaran Galatas y Ubao nació en Elorrio y fue bautizado 11 de Octubre de 1764.
En el año 1824 Agustín Humaran era el profesor de dibujo y arquitectura,en la academia del Consulado de Bilbao.
Se casó con Justa Germana Orueta Lallana,en el Señor Santiago de Bilbao el 8 de Abril de 1801.
Agustín Humaran murió el 11 de Julio de 1829.

Gabriel Benito de Orbegozo y Goyoaga nacido en Bilbao el 12 de Enero de 1770,era arquitecto y comerciante.Se llamaba Compañía de Comercio Jané,Orbegozo y Castañares.Orbegozo dirigió la obra del hospital hasta su finalización.
En el año 1807 era primer consul en Bilbao.
Tenía una finca de recreo en Baracaldo,donde muchos años después se edificó Altornos Hornos de Vizcaya.
Se casó el 26 de Diciembre de 1796 con María Rita Zubiría Uriarte.
El aragonés Silvestre Pérez hizo la fachada de la entrada principal(1767-1825).

Hay casos curiosos como el de Melchora de Belacortu a la que el hospital no quiere tratar porque padece la tiña,ella al menos pide que se le paguen las medicinas para el tratamiento.
También son numerosos los presos que han pasado a lo largo de los años por este hospital.El ecónomo del hospital siempre está socitando libramientos de pago,para los gastos y estancia de los presos. 

El local donde está edificado no es el mas a propósito según los modernos adelantos,¿Pero como se encuentra en tan reducido pueblo otro que mas lo sea?
Difícil es la verdad,no obstante disfruta de la circunstancia de ser aislado,en situación de vistas agradables,pasando por su frente y costado el camino real de Castilla y el caudaloso río Ibaizabal que luego toma el nombre de Nervión,al mismo punto,aunque algo  distante,la pintoresca y tan nombrada montaña de Miravilla,en cuya falda se fundó Bilbao antiguo allende del puente.
Al otro lado de la espaciosa plazuela de los Santos Juanes y a la fachada zaguera o al lado del oriente,el hermoso jardín del mismo establecimiento,que se comunica por un puente de piedra,proporcionando con él distracción y desahogo a los enfermos. 
El jardín botánico,yerbas medicinales para los usos botánicos,plantas venenosas,un estanque para la cría y manutención de sanguijuelas,lavadero,botica,rebotica y laboratorio bien surtido,cocina con hogar de hierro colado,lindísima capilla que ocupa el centro,sala de anatomía,las dos escaleras a derecha e izquierda del torreón del centro para dividir los sexos,habitaciones para el administrador,dos capellanes,dos cirujanos de guardia,un farmaceutico y el portero,que son los empleados fijos del Hospital,pues el cirujano mayor y el médico habitan en el pueblo;todas tienen sus accesorios,como despensas,almacenes y cámaras bajas entre piso y piso.
En los siguientes dos cuerpos están diez salones para enfermos con galerías al frente para desahogo y en los extremos los cuartos de distinción,de practicantes,enfermeros y sirvientes,sin contar otras salas que pueden servir en casos apurados y camarotes para secaderos.
Todo el edificio era de cantería,distinguiéndose las fachadas y galerías con sillería finamente labrada.
En las partes donde donde los muros son de mampostería,se diferencian con igual sillería,las cornisas,fajas,importas,tableros,encuentros y marcos de puertas y ventanas.

La fachada principal de columnas no forma ángulo recto con la de los tres torreones o del camino de Castilla,línea que antes de fijarla hubo diferentes y encontradas opiniones,que luego debieron vencerse,sin duda por darle el frente a la población.
Tiene 325 pies castellanos de longitud al costado del camino,sin contar el saliente de la escalinata y grupo de columnas y 97 la principal y su opuesto.

El pórtico que da ingreso al vestíbulo y galerías,consta de cuatro columnas aisladas del orden dórico,de treinta y dos pies de altura,sobre los cuales está el cornisamento decorado con triglifos y ocupando el intercolunio medio,se ve una lápida con letras doradas con la siguiente inscripción:
             
  Enfermos que gemís en la indigencia
               Aquí hallaréis solícita asistencia
                                 año 1831.

Sobre la banqueta y como remate de este cuerpo se eleva un escudo de armas bien trabajado,que representa la villa de Bilbao.
En cuatro cuerpos está dividida su altura,en el bajo están las tiendas públicas hacia el camino y al opuesto las bodegas,lavaderos y subterráneos para combustibles cubiertos de bóveda,en el principal pasando el pórtico y vestíbulo,galerías que circundan los patios,Sala de Juntas con su archivo.
Para adorno de los patios y aseo de la cocina,botica y caños interiores,hay distribuidas con regularidad seis fuentes corrientes y abundantes de las cuales una se sirve para beber.
En el vestíbulo interior mencionado,sobre las puertas de la botica y Sala de Juntas,están colocadas dos lápidas de piedra.En una de ellas se puede leer:
           
  Bilbao presta a tus males ¡oh pobreza!
             Este asilo no ajeno de belleza.
y en la otra decía:
           
  La caridad aquí con blanda mano
             Socorro da al enfermo y ejemplo al sano.

En las mismas paredes se ven otras lápidas menores
de bronce,antiguas algunas una María Simona de Landaluce y otra que la Junta consagra a los generosos bilbaínos.

Se concluyó a los 17 años de haber principiado,término muy largo la verdad,pero que seguía el mismo orden de los ingresos para su costo que ascendió a 1.905.465 reales y 24 maravedís.
Excesivo precio para su magnitud,más si se atiende que en tan dilatado periodo de años hubo que suspender infinitas veces los trabajos por no contar con fondos suficientes.
Las variaciones de las partes inferiores no estaban en el primitivo plan.
Muchos fueron los maestros aprobados y no aprobados que intervinieron al principio en la dirección de los trabajos.
El primero fue don Agustín de Humaran,único arquitecto en aquel tiempo.También el benemérito don Silvestre Pérez.
Pero la invención del plan se debe a don Gabriel Benito de Orbegozo,lo continuó después unas veces como aparejador y otras como maestro el arquitecto don Antonio de Echevarría sin separarse del plan general previsto.
Llama la atención no solo la parte arquitectónica sino el particular esmero con que se atiende a la humanidad desvalida,se puede decir que es modelo de cuantos hay en España.



el hospital a finales del siglo XIX

Hay que hacer elogio del virtuoso y respetable anciano don Gabriel Benito de Orbegozo que fue de la Junta de Caridad y falleció en Octubre de 1842.

En el año 1855 Ramón Usaola y Eduardo Landeta eran médicos del Santo Hospital de Bilbao.
Tambien cinco años después lo fueron Demetrio de Izcoa,Manuel Otazua,Juan Gil y José de Larrínaga.

Lorenzo Francisco Moñiz,era arquitecto de la villa de Bilbao y vivía en la calle Sombrerería en el año 1843.
Fue bautizado en la Iglesia de San Nicolás de Bari el 12 de Marzo de 1811 en Bilbao.
Sus padres se llamaban Miguel Moñiz Alvarez y María Manuela Espriella.Tuvieron cuatro chicas y dos chicos.
La familia primero vivió en Begoña y luego se vino a Bilbao.
Lorenzo se casó el 24 de Febrero de 1835 en la iglesia del Señor Santiago con María Yarritu Olartecoechea.
Como arquitecto que fue del consistorio bilbaíno,el año 1864 era director del Cuerpo de Bomberos de Bilbao con Miguel Garrastachu.
Lorenzo Moñiz falleció el 1 de Enero de 1866.
Él es el autor una parte de este artículo,en Semanario Pintoresco Español el 19 de Marzo de 1843.

FIN
Archivo Diputación Foral de Bizkaia.
Juan Manuel Lumbreras.
Hemeroteca Nacional de Madrid.
Luburuklik.
                         
                           






lunes, 14 de septiembre de 2015

PEDRO PIDAL Y BERNALDO DE QUIRÓS EN EL CERVINO

Pedro Pidal joven
Pedro Pidal fue el primero en escalar el Naranjo de Bulnes el cinco de Agosto de 1904,con Gregorio Pérez(el Cainejo).
También sintió la atracción fatal del Cervino o Zermatt.
Fue el siete de enero de 1907 cuando dejó constancia de ello en un artículo en el Heraldo de Madrid,por aquellos años el deporte quizás no era noticia muy reseñable.

El relato comienza así:Zermatt por el norte y Valt0urnenche a 1524 metros (Valle de Aosta)por el mediodía.Son respectivamente los pueblos de Suiza e Italia,que duermen en la falda de la peña más monstruosa y colosal del mundo.
Zermatt hace unos pocos años era la terminación de un valle angosto,en cuyos verdes y onduladas prados se agrupaban cinco o seis cabañas de pastores.
El motivo fue que aprovechando unas vacaciones invernales en St.Moritz y en Davos,decidimos acercarnos a Zermatt.
Hoy es un pueblo cuajado de hoteles magníficos y de terrazas con telescopios para ver el Cervino.
El libro del italiano Guido Rey es apropiado para conocer Zermatt.
Así todos los turistas americanos,ingleses,franceses,italianos y contados españoles,todos miramos por nuestros gemelos o poderosos telescopios el Cervino.
Desde que este año se abrió el Simplón aumente el número de turistas a Zermatt,todos ávidos de contemplar el Cervino,en su presente y en su historia.!Porque cuidado con la historia del monte Cervino¡......es toda una epopeya.
Pedro Pidal



Los suizos e italianos contemplaron durante muchos años estáticos su cima virgen,pero temieron las iras de la fábula y la leyenda que la consideraba mansión eterna de los espíritus y del misterio ,como lo prueban los enormes peñascos que constantemente llegan al valle desde la cima.
"Sus paredes que los pies humanos no hollaran jamás"
dijo Desprez en su Voyage autour du Monte Rosa,son tan escarpados y rápidos que la nieve no sabe donde detenerse.

Llegan los ingleses y se quedan estáticos ante su belleza.John Tyndall el célebre físico irlandés intenta subirlo,dos intentos y no lo consigue.
En el año 1860 ante sus frustrados intentos decían:"Tuvimos que renunciar porque las eminencias negras se elevan en los aires como espantables torres,tan salvajes y tan altas que nos hacen desistir de escalarlas."
Tyndall,foto Wikipedia


Se tiene que conformar con el pico que lleva su nombre,que está cerca del Cervino,Pic Tyndall lo subió el año 1862 con dos guías y Jean Antoine Carrel.
Otro inglés llamado Whymper consagra su vida al Cervino,con una única finalidad escalarlo algún día.
Jean Antoine Carrel conocido como il bersagliere(el franco tirador),antiguo compañero y hoy rival de Whymper quiere ser el primero en conseguirlo.
*Carrel consideraba a Whymper un extranjero sin derecho alguno sobre el Cervino*.

Se agudiza la competencia y de lo individual se pasa a lo nacional.Perder el miedo a los espíritus o a la leyenda de la ciudad maldita colocada sobre la cumbre.



Los Alpes, año 1922, Biblioteca Nacional de Madrid

Los que suben sin perecer al Cervino se llenan de gloria y es algo así como la consagración fundamental o el doctorado de un alpinista.
Los que mueren,es instantáneo y no se dan cuenta de ello.
El Cervino tragó a Moseley,se resbaló y precipitó al abismo,mientras descendía sin estar atado a la cuerda.Tiene el dudoso honor de llevar una placa resbaladiza su nombre.
Borckard después de una terrible noche de borrasca sobre las rocas a 2900 metros de altura,murió a la mañana siguiente por agotamiento y frío abandonado por sus compañeros y los guías.
Goers que cayó con sus guías cerca de la cumbre,Jurrer murió por una avalancha de piedras,Seiber y a cinco o seis desgraciados más.Todos fueron victimas mortales en esta montaña.
El 14 de Julio de 2015 se celebraron los ciento cincuenta años de la primera ascensión al Cervino,con más de quinientos muertos en todos esos años.
viejo pastor de Zermatt,la Esfera año 1929
Biblioteca Nacional de Madrid
EL MARQUÉS DE PIDAL,SUBE AL CERVINO:
Yo fui a Zermatt otras dos veces,años atrás y no pude subir por el mal tiempo.Me dije ¡a la tercera,va la vencida! no pienso volver a España sin subir.
El 20 de Setiembre de 1904,hablé con los mejores guías de la localidad y me dijeron "imposible la subida",acaban de caer las primeras nieves y se necesitaran por lo menos seis días de sol.
Había un alemán impaciente en Zermatt a la espera del deshielo,yo me fui a pasar unos días a Italia a orillas del lago Mayor.
Cuando regresé a Zermatt supe que el alemán estaba haciendo la ascensión aquel mismo día.
Me mordí los puños de rabia y me lancé al telescopio,él y sus dos guías no podían subir.
El hielo les corta el camino y les hiela las manos.

A los guías les compró,tres pares de guantes,de calcetines y de almillas de lana para cada uno.
Si no conseguimos subir,pero llegamos más arriba les doy cincuenta francos a cada uno(la tarifa era 100 francos),pero si llegamos a la cima les daré 150 francos a cada uno.
Los guias se pusieron de acuerdo "All Right"dijeron y manos a la obra.
A la una y media de la tarde abandonamos el clásico hotel del Monte Rosa y a las seis de la tarde estábamos en la cabaña del Lago Negro,en la estribación de la ladera de la gran pirámide.
Mientras los guías preparaban la cena,salí al sereno a contemplar aquél fantástico paisaje,iluminado por la luz crepuscular,por la tenue luz del sol y de la luna que ya asomaba.


año 1929,cementerio de Zermatt mirando al Cervino
Archivo Nacional de Madrid

Me había quitado mis buenas botas claveteadas y me calcé unos zuecos y les invité a los guías a cantar tirolesas.
A las dos de la madrugada estábamos de pie tomando un té.
A las dos y media salimos con la linterna encendida y un frío de mil diablos.
Al cuarto de hora nos atamos y empezamos la ascensión.
Lo hicimos como si tratáramos de escalar por la fachada de la Puerta del Sol.
Cuanto tiempo subimos y como subimos es cosa que yo no acertaré a decirlo.
Puse todo mi amor propio en hacer ver a los guías que no necesitaba de su ayuda. ¡Yo que había subido el inaccesible Naranjo de Bulnes! en los Picos de Europa,es más rápido pero más corto que el Cervino.
Sin parar un momento llegamos a las cinco y media  y ya empezaba amanecer.Apagamos las linternas,estábamos rodeados de nieve y de carámbanos,nos defendíamos de la brisa detrás de ellos,dando patadas para calentar los pies,a pesar de mis tres pares de calcetines.
Siempre por la arista,con el precipicio de Zemutt a la derecha y el Jurgen a la izquierda,llegamos a L´epaule(hombro o espalda o cuello del Cervino en alemán).
De allí para arriba las cosas se presentaron feas,pues la arista era muy estrecha.La vertiente de los precipicios casi vertical y el recubrimiento de las rocas "veeglas" o pérfido hielo negro.En la que patinan los clavos y el viento huracanado a una altura de casi 4.000 metros.
La gorra que me cubría hasta las orejas era insuficiente y me puse un pasa montañas de vicuña como los hombres del Polo.
Las manos no se me enfriaron porque llevaba guantes,revestidos de algodón y encima otros de lana gruesa.
Con mi mano derecha no pude sujetar bien la cadena que hay en el paso más difícil,sentí que no la podía sostener y le dije a Bimer tire usted,el mejor y más robusto de los guías de Zermatt el que iba en cabeza.
el Cervino

A las nueve y media de la mañana llegamos a la cumbre.
Era lisa y llana,a mis pies un precipicio de tres mil y pico metros de desnivel.
Italia mirando en dirección a Roma,la llanura sin fin se perdía en la bruma.Al mirar a occidente me encontré con todo el semicírculo de los Alpes,con todo el Piamonte.
Con la célebre Meije y los Ecrains,con la formidable pared del Mont-Blanc y la esbelta aguja del Gigante,la Aguja Verde,los elegantes Dientes del mediodía sobre el lago de Ginebra.
Al norte el enorme Weisshorn de 4506 metros como una pirámide de azúcar y el Dom de 4545 metros entre los cuales pasa el valle de Zermatt en cuyo fondo se veían las crestas del Oberland Bernois a su derecha mirando a oriente se puede ver Engadina y más lejos el Tirol. 
Cuando me dirigí con el cuerpo y con la vista hacia Venecia se presentó el Monte Rosa y su glaciar hasta mis pies,grandioso y enajenador espectáculo que nunca uno se cansa de admirar...........
A las ocho de la noche metido en el baño del hotel Monte Rosa,me sentía como si hubiera conquistado el mundo.
Los ingleses me miraban con curiosidad y respeto.
Y ahora yo me pregunto ¿Ese diablo de arista oriental,cortada a pico sobre el glaciar de Jurgen,ante la cual se estrellaron los mejores alpinistas del mundo,porque no había de intentarlo yo este verano?






Aquí reposan los restos de Pedro Pidal

UNA PINCELADA DE SU VIDA:
Pedro Pidal nació el 2 de Noviembre de 1869, en Somió que desde 1996 pertenece al municipio de Gijón(un barrio elegante de la capital).En una casona veraniega del Matrimonio Alejandro Pidal y Mon y la mujer Ignacia Bernaldo de Quirós y González de Cienfuegos y tuvieron quince hijos.
Su infancia y adolescencia transcurre en Gijón,termina el bachiller en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid.
Familia de noble linaje pero escaso patrimonio,el cabeza de familia tenía el título de marqués de Pidal.
Al igual que su abuelo y su padre obtiene la licenciatura de Derecho,el año 1891 en la Universidad Central de Madrid.

Todos los Pidal fueron diputados por Asturias,llevándolo siempre muy a gala y con un acendrado amor por Asturias.
El escritor asturiano Leopoldo Alas "Clarin"le llamaba al padre de Pedro "el zar de Asturias"por sus métodos caciquiles en la provincia.
Alejandro como diputado en Madrid,tomo parte en el Congreso, con la supresión de los Fueros Vascongados.
Según Alejandro Pidal era una represalia contra los carlistas por lo que votó en contra.
El padre y el abuelo de Pedro ostentaron la embajada de España en el Vaticano y destacaron en la política española.
EL PADRE DE PEDRO PIDAL
El hijo, Pedro Pidal fue periodista,escritor,cazador,político y en su faceta mas conocida deportista.
Hizo amistad con el barón Pierre de Coubertain en París y le invitó a participar en los juegos deportivos del centenario,en la capital de la luz el año 1900.
Tenía cinco campeonatos nacionales y dos internacionales de tiro pichón.
Fue cazador de osos,antes de convertirse en un conservacionista,la primera escopeta nacional se vuelve ecologista.
Con la ley de Cotos Reales de 1905 y Parques Nacionales el año 1916.
Fue comisario para la defensa de los parques nacionales,con investigaciones y escritos de carácter arqueológico.
Era un hombre polifacético,aventurero y gran conocedor de la naturaleza y de la montaña.
Pedro se casó el 10 de Octubre de 1892,en la capilla de la fábrica de Mieres en Ablaña con Jacqueline Guilhou hija de los propietarios de la fábrica.Era una familia francesa muy acaudalada y pionera en la industrialización de Asturias.
Tuvieron cinco hijos:Santiago,Pedro,María,Alejandro y Enrique.
El padre de Jacqueline se llamaba Jean Antoine Numa Guilhou(1844-1911).
La regenta María Cristina como regalo de bodas les concedió el título de Marqués de Villaviciosa.
Años después compartió aventuras cinegéticas con el rey Alfonso XIII.

Pedro Pidal el 5 de Agosto de 1904 consiguió coronar el Naranjo de Bulnes,en compañía de Gregorio Pérez  "el Cainejo" era natural de Caín "donde los hombres no mueren se despeñan".
Españoles y extranjeros en aquella época estaban de acuerdo en que el Naranjo de Bulnes era inexpugnable.Sus paredes verticales no permitían el acceso.
Empezó su entrenamiento escalando en los Alpes,la Aguja del Dru,compró la mejor cuerda que encontró en Londres y unas zapatillas de esparto que compró en la calle La Salud de Madrid.



la Aguja del Dru

En el año 1892 el conde de Saint Saud no consiguió su propósito de escalar el pico.
Fue Guillermo Schulz el que puso nombre al monte,lo bautizó como Naranjo de Bulnes en el año 1855.
Por el color anaranjado del monte en ciertos momentos del día.Este ingeniero de minas alemán estaba confeccionando un mapa topográfico.

El Cainejo fue nombrado guarda mayor del Coto Real de los Picos de Europa.Falleció en el año 1913 despeñado por el ataque de una cabra.
En el año 1935 haciendo honor a su sangre la nieta María Pérez,se convirtió en la primera mujer en ascender al Urriellu,como así le llamaban los nativos al Naranjo de Bulnes.
Hoy ya se puede subir a él,por las cuatro vertientes Norte,Sur,Este y Oeste.
La vía Oeste esta considerada como la mas difícil y peligrosa.

Decía Pedro Pidal:"Cada cual tiene su chifladura en este mundo y yo prefiero denominar así mis caprichos,que denigrar ligero los del prójimo sin duda porque no los comprendo.
Trepar por una roca pelada con un precipicio uno a la derecha y otro a la izquierda.Para sorprender algún rebeco o corzo en alguna revuelta o contemplar su grandioso panorama en la cima,será un placer del que se reirán muchos,pero es un placer soberano que me domina por completo."

Pedro Pidal fue diputado por el partido conservador y con 45 años era senador vitalicio en el gobierno de Dato.
En el foro político se le conoció como "El Arniches del parlamento".
Era un político peculiar con tendencia a la sobre actuación y en ocasiones al disparate.
Para exigir una reforma,amenazó con una pistola al presidente del consejo de ministros,mientras decía:"A su señoría lo voy a matar".Tras unos segundos de sorpresa general,estalló una sonora carcajada.
Pidal no tenía intención de matar a nadie,tan solo una lección de las cosas.
Pedro Pidal visitó los Estados Unidos de América,los parques de Yellowstone y Yosemite para conocer su forma de operar y su problemática.

Durante la la proclamación de la República,la combatió defendiendo la monarquía.En unos pliegos firmados por Pedro Pidal,criticando a la institución republicana  en Abril de 1931.
En el año 1933 la Sociedad Montañera Peñalara, promovió una colecta para levantar un monumento a Pedro Pidal en la orilla de la carretera de Poó de Cabrales.
Este proyecto era para reconocer los méritos deportivos y humanos del Marqués de Villaviciosa,también se sumó el Club Deportivo de Bilbao con una colecta pública.
En Octubre de ese año asistieron en representación del Club Deportivo,el veterano montañero José Ramón Murga,el presidente de la comisión de montaña Ángel Sopeña y el socio Luis Aparicio.

En el año 1935 Pedro Pidal fue cesado de su cargo de comisario,de los Parques Nacionales tras una agria disputa.
Los primeros días de la guerra civil asaltaron su casa y huyó a Gijón.





Universidad Central,donde Pedro Pidal estudió derecho.

SU FINAL
El día 17 de Noviembre de 1941,a las seis de la tarde moría Pedro Pidal.Vivía en Gijón en la calle Marqués de San Esteban,en el número 22.
La ceremonia religiosa se celebró en la Iglesia parroquial de San José de Gijón.
Parece ser que sus fidelidades políticas estaban más con la monarquía que con Franco,vivía retirado de la vorágine política.
Las noticias sobre la segunda guerra mundial,llenaban páginas en los periódicos nacionales.Solo el ABC se hizo eco de la noticia,el óbito pasó inadvertido para muchos.
Primero fue enterrado en el panteón familiar de Covadonga.
El día 18 de Setiembre de 1949,un grupo de montañeros trasladaron en una arqueta sus restos mortales.
Los condujeron hasta el mirador de Ordiales,en los Picos de Europa (el lugar más bello del mundo) según el mismo escribió.Un lugar bellísimo,una terraza colgada en el vacío a 1750 metros.

"DEBAJO DE ESTOS HÚMEDOS HELECHOS,QUE RECIBEN EL AGUA DE LOS PICOS DE EUROPA Y ARRIMADO A ESA ROCA ENMOHECIDO POR LOS VIENTOS FRÍOS.DEJARÉ QUE MIS HUESOS SE DESHAGAN A TRAVÉS DE LOS SIGLOS" Pedro Pidal.

Que así sea.

FIN

Diccionario Biográfico Español,Real Academia de la Historia
Pérez Cecilia-Porcell.
Hizo Historia-Pedro Pidal 1869-1941,María del Mar Moreno.
Hemeroteca Nacional de Madrid.
Archivo-Hemeroteca Diputación Foral de Bizkaia.