sábado, 19 de marzo de 2011

ANDRÉS ESPINOSA,EN EL CERVINO,Narración de su solitaria escalada

Andrés Espinosa,foto Archivo de la Diputación Foral de Bizkaia

Hoy toca la narración de la escalada al Cervino,protagonizada por Andrés Espinosa.
Dice así:
El 18 de Julio de 1929.Paso la mañana en Chamonix.A las tres media de la tarde tomo el tren para Zermatt:vía Martigny,Viege.He visto panoramas hermosísimos,en diversos sitios,pero pocos que le igualen al itinerario Chamonix-Martigny.
En Chatelard(frontera Suiza) a las cinco de la tarde llego a Viege Visp y pernocto en el Hotel de la Poste.
Día 19 de Julio,a las seis y media es la primera combinación para Zermatt,es un recorrido precioso por toda el corazón de la Suiza alpina,contemplando todas sus bellezas.A las ocho y media de la noche,me acomodo en la Pensión Julen.Visito lo más pintoresco de Zermatt:Iglesia,calles,bazares y el museo.
Empieza mi subida para el Cervino a las dos y cuarto de la tarde,por un buen camino.Estoy en el pinar a las 2,40 y en la barriada de Furt a las 2,50.Hago una visita al glaciar de Bodengletscher a las 3,30 de la tarde.Dejo los pinares de Hermattje a las 3,45 de la tarde.
Llego al Hotel du Lac Noir(Shwarzsse),a las 4,20 me tomo un refresco y  prosigo el camino ,a las 4,30 nuevamente en marcha.










Sota-Espinosa y Bandrés
acaba de llegar del Kilimanjaro
Termina la hierba y comienza la roca suelta a las 4,50.El aspecto del Cervino es soberbio,se eleva arrogante majestuoso,desafiando con su brava silueta a todos los macizos de los Alpes.Llego al refugio de Hornli,del S.A.C.,a las seis menos cuarto de la tarde.Graniza furiosamente,ruidos,rayos,truenos y viento.Dinamismo en el ambiente y vista cubo-planista desde el Hornli.Me encuentro con varios alemanes en el refugio,que mañana si el tiempo no lo impide,subirán al Matterhorn.Me acuesto a las siete y media de la tarde.
Dia 20 de Julio de 1929,son las cinco de la mañana empiezo la jornada del Cervino.Hace un cuarto de hora que han salido los alemanes.Voy pasando por los peliagudos riscos,siempre trepando.Llego a la antigua  Cabaña,a las 7,20.Los pasos cada vez son peores y entrañan más peligro.Llego al refugio Solvay que está a 4.000 metros a las nueve menos cuarto de la mañana y descanso.Tras la breve parada comienzo la subida a las 9,10.Me encuentro con el primer hierro sujeta-cuerdas,aquí es el comienzo de los pasos más difíciles,a las  diez de la mañana me pongo los crampones para pasar las listas de nieve tan pendientes.Grandes desniveles y trozos de roca casi verticales.Estamos en lo peor,con cuerdas y cadenas sujetas a la roca,hay que salvar paredes lisas y derechas;trozos que suben con la cuerda y se encuentra uno suspendido a 4.300 metros.A los pies quedan los glaciares con unos 1.200 metros de elevación.Si falla uno en algo,¡buena tortilla se prepara! En estos pasos difíciles veo que descienden ya los alemanes con sus guías;nos saludamos muy afectuosamente y me preguntan si necesito algo.Han subido a la cumbre y bajan rápidos huyendo de la tormenta que se avecina.Llego a la cumbre a las 12,15 de la mañana y está granizando se pueden imaginar a estas alturas como son las tormentas y la inclemencia del tiempo.Me encuentro igual de frio que el tiempo.
De mi garganta no han podido salir los "hurras", que se acostumbran en estos casos.Esta altura ,con el día que hace,infunde respeto.Hay mucha niebla.Me pongo a comer.El granizo salta sobre mí con gran estrépito y fuerza.Al de poco tiempo pasa la nuebe y deja de granizar tan fuerte.Dos cuervos se aproximan picoteando los restos de comida dejados por los alemanes.
Me fijo en la cumbre italiana(más baja que esta).Tiene una cruz de hierro a un lado,y en lo más alto unos palos indicadores.Despeja un momento y puedo contemplar la belleza y la vasta extensión que desde aquí se domina.Comienzo a descender a la una menos cuarto.Impresionan los pasos difíciles.A las 3,30 horas en el refugio Solvay(Aquí hallo a un alemán con guía austríaco,que han salido a la mañana del Hornli antes que yo y no se han atrevido por el mal tiempo,a escalar el Cervino.También otras dos parejas han quedado rezagadas en el camino,sin alcanzar la altura.


Bandrés y Espinosa años 1950
Archivo Club Deportivo-Bandrés

Me felicitan sorprendiéndose de que haya podido subir solo.Firmo en el álbum dejando estampado el nombre de la Federación Vasco-Navarra de Alpinismo.Un bocado y andando para abajo.En la Cabaña Vieja a las 4,25 horas.Al Hornli a las 6,15.En el Hotel  Beldevere,que se halla junto al refugio,repongo algo mis fuerzas.De tanto gatear,un par de guantes de cuero,fuertes,que había estrenado esta mañana los he hecho cisco.
Para Zermatt,a las 6,40.Crepúsculo rosa,apacible y ensoñador.Paso frente al Lago Negro a las 7,40.En Zermatt a las nueve y media.Extrañado por la densa oscuridad reinante,compruebo la hora de verdad,y veo con sorpresa que son las once menos cuarto de la noche.Como el reloj es bueno y anda bien,hago averiguaciones para saber cuál ha podido ser la causa de este retraso y calculo que el inmenso frío de la madrugada pasada en el Refugio(pues dejé el reloj encima de la mochila)ha debido de ser la causa de tal motivo.Así que la salida para el Cervino,en este caso,en vez de ser a las cinco,ha sido a las seis y cuarto,y todo el horario varía,por lo tanto,en la hora y cuarto indicada.
Días 21,22 y 23 de Julio mi vuelta a casa,de Zermatt,Viege,Ginebra,Lyon,Toulousse,Hendaya y finalmente en Bilbao.

Esta es la epopeya del primer vasco en subir al Zermatt,sólo sin guías,con escasos medios materiales, económicos y calzado con unas abarcas.
Luego tomarían el relevo,Sopeña y Ferrer.
EL EXCELSIOR el día 11 de Agosto de 1929
La fota,cortesía del ARCHIVO DE LA DIPUTACIÓN FORAL DE BIZCAIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario