martes, 6 de julio de 2010

MUNDAKA- Personajes-Juanito el pregonero y otros personajes


Juanito en pleno trabajo


Juanito el pregonero

Estampas Populares"JUANITO"-el pregonero de Mundaka 19 de Noviembre de 1950-autor JUAN IRIGOYEN.
Vedlo ahí en uno de los clásicos cantones donde acostumbra a lanzar sus pregones,al pié de la Cruz de la Expiación,en cuyo basamento se leía la siguiente epigrafía:Esta obra hizo hacer,Rodrigo Abdad de Mendecano;vos que sois lector,rogad al soberano año 1611"
Desde este punto,y de los demás fijados para este efecto,la voz tonante,que parece imposible que salga de la laringe de un hombre normal y más bien de reducida apariencia,retumba de eco en eco,como la" Tuba Mirum" del Dies Irae que canta en el coro,este multiforme personaje,que marca con sus actividades un ritmo amable en la vida de Mundaka.
Juanito vive fuera del agrupamento urbano en el apacible rincón de Portuondo,orilla del caminito amigo,que baja al rústico embarcadero del pasaje a Laida.En aquella maravilla cara a la ría de Mundaka,atiende a las labores del campo con un poco de huerta,heredades en suave declive;y de allí salta a sus múltiples ocupaciones en el pueblo donde "zapatea"un poco revisa los contadores de aguas,llena perfectamente las funciones de voz pública,pudiendo considerarle el "as" de los pregoneros por la potencia de su voz.
"Juanito"siguiendo la costumbre establecida vocea las calles y cantones determinados por uso inmemorial.Prevención inútil por otra parte con una voz como la de este pregonero de Mundaka a quién bastaría un solo pregón lanzado desde lo más alto del sacro Betrokolo,para que nadie pueda alegar desconocimiento de lo ordenado o mandado por el alcalde o de lo que se haga público a ruego de particulares en los casos de extravíos de prendas,anuncio de géneros llegados y puestos a la venta o las mil ocasiones de publicidad  a esta propaganda de viva voz.La visita de los comediantes a la plaza del pueblo o las sesiones de cine infantil.
Cinco veces cuando menos oigo y entiendo perfectamente el pregón de "JUANITO" llegado a mi casa desde la Calle Mayor,desde La Cruz en que aparece retratado,desde la plazuela de Santa Catalina o desde los cantones inmediatos.
Pero "JUANITO",además retiene en sí mismo una función fundamental en la vida del pueblo desempeñando un rol o papel importantísimo como tenor de la capilla de música parroquial.Cuantos funerales de alguna consideración se celebran en Mundaka han de contar con la actuación de Juanito,en el coro cantando el solo del "Hostias et Preces" del oficio de Perosi,o el Benedictus luciendo a un tiempo,un innato sentido musical y su voz metálica varonil.
Dicen los que alcanzaron al famoso tenor Tamagno en sus actuaciones del Teatro Real de Madrid que en el Exultate de su salida a escena en el Otello de Verdi cuando llega a la frase de "Doppo l´armi  ho vinse l´ouragano" su voz sonaba metálica y endurecida a trompeta.La de Juanito en muchas ocasiones suena a clarín o trompeta.Pero no a una cualquiera de esas en uso,sino como aquellas de Jericó que abatieron las murallas.
Bien ajeno Juanito a esta traición que con él cometo,se plegó facilmente un día a posar ante mi máquina,en su hábito corriente de pregonero.
Bien sabe Dios la buena fe y el cariño con que lo hago,ganado por la hombría de bien de este buen amigo,que marca un ritmo característico en la vida  del pueblo al que me acojo complacido para buscar en el descanso,ni envidioso ni envidiado,viviendo en prieta convivencia con todos.



Mundaka año 1935

MUNDAKA RINDIÓ CORDIAL Y ENTUSIASTA HOMENAJE A MONSEÑOR CIRARDA,Obispo Auxiliar de Sevilla
Mundaca se vistió de gala para recibir a su ilustre hijo.Pero esto no es decir nada.Sin entender que se vistió también de encendido afecto y entusiasmo al recibir ungido ya con la alta categoría episcopal.La Gaceta del Norte estuvo representada por el señor conde de Urquijo,embajador de España en el Ecuador.
Fue un homenaje a tono con el matiz humano de quién siente entrañablemente el latido cordial del pueblo en el que vivió plenamente sus días mozos.En su recorrido por las calles,don José María iría recordando seguramente los rincones de sus andanzas de otrora,los nombres de aquellos vecinos,con sus motes y ocurrencias;la vecindad siempre amable del pequeño puerto donde se daba acentuada la nota pintoresca;recordaría bajo el pabellón que formaban los remos cruzados en alto,a los hijos de los que fueron amigos suyos,algunos de ellos con historiales trágicos de accidentes en el mar.Por eso el pueblo de Mundaca sin merma alguna de respeto a la alta dignidad del prelado,asistía regocijado y emocionado al homenaje rendido a uno de los suyos.
Los más viejos del lugar recordaban a su abuelo materno el capitán Lachiondo,que contaba con gracia sus andanzas por todos los mares del mundo.
A la llegada del obispo fue recibido por las autoridades,dirigiéndose a la iglesia con una decoración de guirnaldas, con una alfombra al pie ingeniosamente concebida y ejecutada con serrín y arena de mar.Supimos que era obra de unos muchachitos hijos del dueño del restaurante "Cayo".El pórtico estaba adornado con redes de pesca,de cuyas mallas se habían prendido flores.La iglesia estaba deslumbrante,iluminada y vestida de gala.Llena de gente que se extendía entorno al paseo de la Atalaya.
Dedicó unos párrafos en vascuence dedicados a los pescadores,os llevo en el corazón y mis rezos y plegarias son para vosotros.
Uno de los artífices del homenaje a monseñor Cirarda era José Martín el párroco de Mundaca,junto con el alcalde José Ramón Hurtado,le entregaron un obsequio consistente en una genealogía de homenaje,lujosamente encuadernada.
El coro parroquial bajo la dirección de don Ignacio Arechavaleta entonó canciones vascas:Kaiku,Tres melodías vascas,quedó para la tarde el concierto de órgano de don Antonio Lope Alberdi,afamado organero y músico,que fue el que construyó y montó el órgano,y luego remozado por sus propias manos.
J.IRIGOYEN 16/8/1960 LA GACETA DEL NORTE



GREGORIO BLASCO SANCHEZ "GOYO"
Nació en Mundaka el día 10 de Junio de 1909,fue portero del Athletic Club de Bilbao,en la década de los años 1930,donde tuvo que disputarle la portería al mítico Zamora.
Jugó en equipos como el Txábarri de Sestao-Arenas de Getxo-Acero de Olaveaga.El día 10 de Febrero de 1929 debuta en primera división con el Athletic,en un partido donde el rival era la Real Sociedad,el resultado fue de empate a uno.
Una lesión le hace probar suerte en la portería,pero su carrera deportiva se vió truncada por la guerra civil española.
En el año 1937,se enroló en la selección de Euzkadi,de la que fué portero titular.En este combinado jugaban entre otros:Luis Regueiro-Pedro Regueiro-Isidro Lángara-Serafín Aedo-José Iraragorri-José Muguerza-M.Alegria-Angel Zubieta-Leonardo Cilaurren-Rafael Eguzquiza-Gregorio Blasco-J.de Rezola-Ignacio Aguirrezabala-Tomás de Aguirre-Emilio Alonso-Pablo Barcos-J.M. Urquiola.El entrenador desde el año 1937 a 1939, se llamaba Pedro Vallana y el masajista Perico Birichinaga.
Al producirse la guerra,se exilió en México,donde acabó su carrera deportiva.
En México jugó en el Club Deportivo-Euzkadi del año 1938 al 1939.
Al acabar la guerra,la selección vasca se disolvió,recibiendo cada integrante como recompensa diez mil pesetas.
El año 1940 probó fortuna en el River Plate argentino
También jugó en el Real Club España de México años 1939-1940-1941 al 1946
Se retiró con treinta y ocho años en C.F. ATLANTE el año 1946,era un equipo de México
Murió el día 31 de Enero de 1983,en México
Foto de Gregorio Blasco,cedida por el archivo del Athletic Club de Bilbao




















Eugenio Bilbao




Eugenio a la izquierda













Mundaka era un pueblo pequeño y tranquilo,el boom del turismo no había llegado todavía.La Fonda de Cayo en la Calle Mayor y para de contar,se alquilaban habitaciones y casas para los meses de verano.La llegado del autobús de Bilbao era un pequeño acontecimiento social en el pueblo.
Los medios de locomoción eran pocos y lentos.
La centralita de teléfonos de Mundaka,tardaba horas en conectarnos con Bilbao.Los burros de las aldeanas bajaban a Mundaka,de las diferentes aldeas con hortalizas y verduras de sus huertas .Los únicos vehículos que se veían en el pueblo en esos días eran burros y asnos, sus rebuznos entraban por las ventanas de las casas y dejaban un reguero de excrementos calientas por todas las calles.
Juanito el pregonero,era la fuente mejor informada del pueblo nos anunciaba:los cortes del suministro del agua  que entonces eran frecuentes,creo que las restricciones de luz ya habían pasado.Los días de mercado y los días de circo o de comedias en la plaza.La gente se arremolinaba en la plaza a la noche,con una silla de casa, y se disponía a ver la función.
Una parte importante de la población vivía de la pesca,su barrio de pescadores y las generaciones de abuelos,padres e hijos que seguían la tradición de la pesca artesanal,sus mujeres vendiendo el fruto de su pesca en el pueblo,era una economía pobre y de subsistencia en aquellos años.
Otra parte importante los que se ganaban la vida en la marina mercante,capitanes de barco,maquinistas,simples marinos recorriendo los mares y dejando el nombre de Mundaka por todo el mundo.
Amanecer en Mundaka,Santa Catalina(Igone Larruzea)

La vida era tranquila y sin sobresaltos o por lo menos así nos lo parecía,nunca pasaba nada.La paz se alteraba en el invierno con los famosos carnavales y en verano con las fiestas patronales,San Pedro el patrón de los arrantzales.Siempre con la preocupación y la mirada puesta en el mar,la calma, los temporales ,la preocupación por las mareas,para la entrada y salida de puerto con la temida barra.
La llegada al pueblo de los veraneantes animaba un poco la vida del pueblo,aunque eran siempre o casi siempre los mismos,aveces alguna cara nueva.Lo que desconcertaba algunas señoras del pueblo,que no tenían la ficha de esa familia.Las rivalidades entre los chavales,veraneantes o del pueblo que terminaban en peleas incruentas.
Me acuerdo con la llegada de las vacaciones en Junio,de la actividad frenética de Eugenio Bilbao,más conocido en Mundaka por "Gandi".Era un hombre de una fuerza singular,moreno de facciones muy marcadas,de pelo negro y ondulado.
Los veraneantes venían con sus cestas grandes de rafia,llenas de ropa para los meses de veraneo.Eugenio como si nada se la echaba a la espalda, subía las estrechas y empinadas escaleras de las casas del pueblo. .A los niños este personaje nos causaba fascinación y una particular admiración.
Trabajaba esporádicamente,creo que el ayuntamiento le daba trabajo en todo aquello que requiriese una fuerza especial.
Otra de sus especialidades era asustar a las chicas,salía de una callejuela y sacaba un gato que llevaba escondido y se lo arrojaba,con el miedo de las chicas,a él  le hacía mucha gracia y con la gamberrada se conformaba.En cierta ocasión se le vio con un erizo entre las manos.
La población de gatos era muy numerosa en aquella época por la abundancia de pesca,por las noches Mundaka olía a pescado frito olor que salía de todas las ventanas de las casas del pueblo.
Los días de lluvia eran más aburridos,se jugaba en los soportales de la Iglesia y del Ayuntamiento. Las Porteritas tenían más negocio(las hermanas Agustina y Pilar) las pobres señoras eran el blanco de las travesuras de los chavales.
En su diminuta tienda,con la vivienda arriba,vendían chufas,pipas,regaliz de Zara y otras chucherías,sus tarros de cristal con sus tapones de corcho de donde sacaban sus variados dulces.

Un buen día corrió la noticia por el pueblo,el día 13 de Julio de 1964,moría Eugenio con solo 35 años.Se dijo que apareció muerto en la Atalaia,a los jóvenes nos causó una gran impresión,como el tener noticia todos los veranos, de algún ahogado,se cometían imprudencias de fatales consecuencias.

Entrada al matadero de Mundaka











Otro personaje del pueblo era Ale el carnicero, las dos cosas carnicero y matarife de Mundaka tenía su despacho en la calle Santamaría.Hombre de habilidad y fuertes brazos,el gesto de afilar el cuchillo,su delantal manchado de sangre y como se echaba al hombro las piezas de carne impresionaba a los chavales.
Lo veíamos trabajar en el matadero,que estaba en el puerto un recinto no muy grande encalado de blanco.
Nos apostábamos en la ventana,para verle dar la puntilla al ganado,bien sujeto el animal,mujiendo como si oliese la muerte,una puntillazo certero en el cogote y el animal caía con gran estrépito sobre el suelo de piedra.
Habría las entrañas del animal con precisión y limpieza ,como si de un forense se tratara separando las distintas partes del animal, y colgando los trozos en los ganchos para tal ocasión.
Las entrañas salían al Arza por los desagües,el agua del puerto se teñía de rojo con la sangre del animal,salían las vísceras inservibles de la vaca, luego iba el estómago del animal y todo el agua teñido de verde,hacía la travesía del puerto al mar abierto y servía de alimento para mubles y gaviotas.
Recuerdo a los penados que trabajaban en el tramo del ferrocarril en dirección a Bermeo,bajo la atenta vigilancia de la guardia civil.Creo que en el recodo de una curva,por la carretera hacia Bermeo tenían unos barracones donde vivían.Tanto en Mundaka como en Bermeo, el verde de los cuarteles de la guardia civil y un cabo especialmente impopular  llamado Narciso,que llegó a interrumpir un sábado el baile en el Casino.
Había otros personajes en aquella época y los que yo recuerdo son estos:Josechu fumaba con una boquiila,me llamaba alemán(por mi abuela Rita) a Paco Tiri-Tako le hacíamos rabiar los chavales,cantando lo de Paco Tiri-Tako,pobres de nuestras piernas si nos cogía con su bastón de bambú.Fraga, la tienda de barquillos de la estrada de la calle Mayor,con su olor dulzón a barquillo y miel,la señora Severina la de los mantecados(lo que ahora llamamos helados,en aquella época era una novedad)las ocurrencias de Paco Garay,padre e hijo.
Alejo famoso por sus relámpagos,el postre de los domingos.Pa -pa-Ua siempre intentaba entenderse con todo el mundo y siempre cariñoso.
Los dos curas el gordito tocado con su teja don Florentino y el ascético y largirucho don José Martín.
La profunda impresión que nos causó la muerte de Guillermo Suarez,todavía un chaval parece que su muerte estaba predestinada,pasaba mucho tiempo en Mundaka sin estudiar siempre subido a una embarcación.Nosotros lo veíamos con envidia,parecía un Robinson Crusoe  transplantado a Mundaka.
Y de este Guillermo a otro Guillermo el del gasolino,su piel morena curtida por mil soles que hacía la travesía de Mundaka a Laida,las manos quemadas por el salitre y el sol, al mando de la embarcación,transmitiendo seguridad y calma.A veces el oleaje y las mareas jugaban una mala pasada.
Guillermo Lafuente y su hermano José tenían el" Dos Hermanas".José se fue America y Guillermo se quedó con" El Dios te salve María".También hacía excursiones a Ízaro,en cierta ocasión remolcaron el cachalote que pescó Franco,estaba varada en la playa de Laida y lo llevaron hasta el puerto de Bermeo.
Me acuerdo de la familia Mendieta,los del astillero me viene el recuerdo del olor a madera recién cortada que despedía el astillero,el olor a pintura y el rompecabezas de la embarcación resuelto.Fue de los últimos carpinteros de rivera,todo artesanal y transmitido de padres a hijos,grandes artesanos.
Mi recuerdo y añoranza para todos ellos actores principales de esta representación,que  pasaron por mi vida.
A mi hija June,que le hubiera gustado leer este artículo.
Cesar Estornés Ibargüen



Guillermo Lafuente,el gasolinero de Mundaka a Laida


UNA EXCURSIÓN AL CABO MACHICHACO,11 de Julio de 1889-Noticiero Bilbaíno
Durango con cartorce trenes diarios descendentes y ascendentes,de su actual servicio de verano,y con la combinación de ocho de aquellos con los que circulan por la línea de Amorebieta a Guernica y Pedernales ofrece las más apetecibles facilidades para efectuar agradabilísimás excursiones.
El domingo último,el tren que salió de Bilbao a las ocho menos diez minutos de la mañana y que llevaba todos  sus carruajes de las tres clases totalmente ocupados,conducía un buen contingente de viajeros para la villa foral;algunos iban con el propósito de detenerse en ella hasta la una menos cuarto y continuar a esa hora a la preciosa isla de Chacharramendi,a donde desde Guernica,se llega en muy pocos minutos y donde se disfruta de todos los encantos que puede desear el que abre el paréntesis de un día de grata expansión en sus constantes trabajos y preocupaciones.
La isla de Chacharramendi es un sitio verdaderamente delicioso por su situación,por la agradable temperatura de que allí se goza,por el magnífico espectáculo que a la vista ofrecen las altas y verdes montañas que acortan sus horizontes excepto en la parte en que una inmensa sábana de agua,cruzada muy amenudo por las pequeñas embarcaciones de pesca,se extiende hasta allá lejos,muy lejos y se confunde con las blanquecinas brumas del cielo,en el punto este y el mar colocan la barrera de lo insondable ante los ojos del observador.
Las bellezas del espléndido panorama y las delicias del ambiente saturado de aromas campestres y de frescuras de mar,tienen allí,como complemento el espacioso Hotel que se asienta sobre la parte más elevada del islote.Lo ideal y lo práctico encuentran allí plena satisfacción.
La naturaleza hace ostentación de sus encantos y el fondista Gaspar hace alarde de sus recursos de excelente jefe de cocina.
Dulces sensaciones para el espíritu;aire puro y embalsamado para los pulmones,lastre para el estómago....
¿Se puede pedir más para sentirse feliz durante algunas horas?

Estaba acordado por mis compañeros de excursión que hiciéramos la digestión del hermosísimo almuerzo,recorriendo en carruaje el trayecto que hay entre Pedernales y el cabo Machichaco.
Un viaje de dos horas por la carretera,que va trazando prolongadas curvas en las montañas a cuyo pié llegan mansamente las aguas del mar tranquilo y deslumbrante....
Pasamos por Mundaca interrumpiendo con el ruido del coche de caballos el profundo silencio de aquellas horas de la siesta.Nos alejamos en dirección a Bermeo,donde al llegar hubo que echar pié a tierra para que el vehículo subiera sin carga al otro extremo de la población .Por cierto que el trozo de carretera que,a la salida se halla casi obstruido por montones de piedras,está pidiendo a voces un pronto arreglo.
Cerca ya del cabo desde el cual se domina el hermosísimo golfo de Vizcaya se extasia la vista en la contemplación del cielo,la tierra y el mar,que ofrecen un prodigioso conjunto de matices,bajo la acción del sol brillante.
Hizo alto el coche.Teníamos delante el edificio cuya alta torre es faro de primer orden en estas costas,emplazado sobre una meseta,a un cable de distancia de la punta del cabo que es la derivación del monte Sollube.
Nuestra presencia constituía una novedad,casi un acontecimiento para los habitantes de aquel edificio.El primero,segundo y tercer torrero y sus familias formaban allí,como en todos los faros una agrupación en la que verdaderamente es indispensable la mayor armonía,como base de una existencia que se desliza tranquila y monótona en el alejamiento del trato social.
Las magnificencias del mar durante los periodos de calma y buen tiempo,y es un espacio horrible y tenebroso cuando está embravecido,son espectáculos que a fuerza de contemplados uno y otro día,un año y otro año,resultan igualmente monótonos para los torreros y sus familias.
Desde aquellos remotísimos tiempos en que una hoguera brillante en el pico de una montaña era guía y cariñoso saludo para el navegante sin brújula !Cuantas invenciones se han hecho para el sucesivo perfeccionamiento de esas utilísimas y salvadores señales nocturnas¡
Las lámparas de doble corriente de aire y chimenea de vidrio,que con sus reflectores constituían un prodigioso adelanto a fines del siglo pasado,fueron sustituidas con ventaja por el reflector sideral y este a su vez,fue derrotado en 1820 por las lentes escalonadas que recogían mucho mayor número de rayos luminosos.
Vinieron luego las lámparas de mechas circulares en las que se suprimió el depósito superior de aceite,poniéndolo debajo y elevando el líquido por medio de un mecanismo de contrapeso.Y se alcanzó en 1843,una nueva e importantísima perfección con el invento de la cúpula catadióptrica.
El faro de Machichaco con su potentísimo foco luminoso que se eleva a más de ochenta metros sobre el nivel del mar  y que está encerrado en un hermoso aparato con lentes,es de luz fija con destellos cada cuatro minutos y se divisa en tiempo normal a 20 millas de distancia.
Todos los mecanismos que lo constituyen tienen el brillo de la más admirable limpieza reveladora del exquisito cuidado de los torreros.
Conversando con ellos largamente,observando la limpieza y el orden que reinan también en los demás departamentos del edificio y preguntándoles detalles del servicio que le está encomendado,nos fue facilísimo apreciar la atención y el cariño que ponen en cumplimiento de su deber.
Y es que el faro constituye para los que desde muy jóvenes lo hacen funcionar,partes integrantes de la familia.Es el inseparable compañero de su guardián en las oscuras noches en que el mar espanta con sus ensordecedores rugidos y en las noches apacibles,en las que alumbra suave y fantásticamente el tranquilo abismo de las aguas...Es un fiel compañero,que dócil al mandato de vigilante,explora con su luz las soledades del océano y hace llegar a los navegantes su saludo fraternal,en tiempos normales,su mudo aviso de esperanza en tiempos borrascosos.
Caía la tarde.Emprendimos el viaje de regreso admirando la hermosura del crepúsculo en aquellos parajes...
La animación de la tarde de un día festivo daba dulces encantos a las plazas de Bermeo y Mundaca.....Ya en Chacharramendi,puso término a nuestra agradabilísima excursión,el maravilloso espectáculo de la puesta del sol....Solo para verlo se puede hacer expresamente un viaje a la pequeña isla.


Motriko,el sabio de los Txopos

LA FAMA DE JOSÉ LAZKURAÍN,TRASPASA FRONTERAS:
En el más bonito rincón de Bizkaia tiene su entrada por este pórtico magnífico "el poste de Patxikunkale",bajo Portuondo se encuentra Txorroko-Punta,la Iglesia de Santamaría encima de las temerosas restingas de la Atalaia,las peñas de la barra donde rompen con fuerza las aguas  en los días de imponente temporal.
Antes de salir de pesca a Murgoa,en mar abierto con la luz maravillosa y única que se derrama por el valle y la ría de Mundaka.
José "Motriko"para los más allegados,consulta a Barómetro que es el nombre nuevo, de su embarcación antes llamada "José Ramón",es el primer trámite necesario para salir de pesca.
Mundaka es cordial para el forastero,hay un lugar llamado los Txopos,desde donde se domina los muelles del puerto.
Es corriente ver colgaduras azules,camisas y pantalones secándose al sol,es la ropa de trabajo del marino.
Entre los asiduos a los Txopos,figura desde hace muchos años José Lazkuraín "Motriko",buen conversador,con un largo anecdotario de historias que todos sus amigos conocen y se refieren a historias del mar.
Motriko tiene una embarcación llamada" José Ramón",con la que sale a pescar y es al mismo tiempo un estupendo barómetro y en cierta ocasión cuando se hacía a la mar,en busca de los ricos txipirones.
En la misma boca del puerto a la embarcación le entró una "perra" tremenda por volver la proa al puerto.
Motriko a pesar de sus esfuerzos con el motor,volvió sobre sus pasos y entró en el puerto incorporándose a la tertulia de los Txopos,instantes después se desató una fortísima galerna,que causó daños y víctimas en la lejanía de Izaro.
Desde aquél día ,Motriko consulta a Barómetro,cada vez que se hace a la mar y así nunca conoció ningún percance.
También era famoso por sus langostas de encargo,es un secreto que solo él conoce,su caladero de langostas,las nasas colocadas en estratégicos lugares,para cosechar la rica mercancía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario